Cuarentena. Día 5.

Querido futuro estudiante:

Hoy estamos a jueves 19 de Marzo de 2020, día del padre. A lo mejor si todo va bien, el 14 de mayo se convierte en día festivo, “El fin del Coronavirus” en España, claro. ¡Qué inocente!. Habrás pensado. Lo juntaremos con el 15 de mayo San Isidro y listo. Ahora los días festivos no importan demasiado, pero sí las horas, que poco a poco nos vamos a ir quedando sin ellas. A las ocho de la tarde, aplausos. A las nueve de la noche, cacerolada. Haciendo una regla de tres: si llevando 5 días hay dos horas de actividad en las ventanas, cuando llevemos 30 días serán 12 horas. A mi me han empezado a llegar todo tipo de mensajes, de momento son bulos, bromas o inocentadas:

“A las 11 de la mañana toca exhibicionismo por parte del pueblo para reivindicar transparencia en las noticias”. Menos mal que no te lo crees y no te da por subir la persiana a las 11 de la mañana, subirte a una silla y hacer un calvo. Espero que ninguno caiga con este tipo de mensajes. En mi casa el que estamos cumpliendo es el de las 4 de tarde que decía que había que echarse siesta para no perder las costumbres. No entiendo este tipo de mensajes, a los bulos me refiero. ¿Oportunistas graciosos? Tampoco entiendo algunos de los anuncios que si antes estaban mal vistos ahora peor. ¡Un poquito de tacto joder!. También están las promociones oportunistas, MOVISTAR, que dicen que te regalan hasta el 30 de Abril televisión gratis con el eslogan “Quédate en Casa”, pero … ¡Cara duras!, si lleváis con esta promo años, primer mes gratis y por supuesto al darte de alta no olvides meter tus datos bancarios. También he visto un anuncio de créditos por si necesitas un vestido de 3000€ , ¿en serio?. ¿A quién se le ocurre estas mierdas?. ¿Es porque pensáis que estamos sin pasta y queréis ayudarnos de alguna manera ofreciéndonos créditos? ¿Es por eso?. ¿No será mejor hacerlo con mensajes ocultos y algo de sutileza? Podría aparecer un pavo que va a la cocina, abre su despensa y no encuentra la pasta. El pavo mira a la cámara y aparece un eslogan: ¿Te falta pasta?. Sólo es una idea. ¡Qué me aburro!. Y me paso horas por la ventana escondida detrás de la cortina de tul blanca grabando con el móvil a gente que aparentemente está paseando por la calle. Qué pronto saco la cabeza y pregunto y “¿tu de quién eres?”. Todo esto “futuro estudiante” es irrelevante.
Y después de buscarte entretenimientos como por ejemplo disfrazarte con tus amigas para hacer videollamada y buscar una carcajada conjunta, porque una se ha pintado el entrecejo y el bigote. Otra se ha puesto una flor gigante en la cabeza. Otra no sabemos de que coño va disfrazada. Después de esto, llegan las once de la noche, ese momento en el que apagas la tele porque para colmo en Netflix solo aparecen pelis o series apocalípticas y entonces no paras de darle vueltas a la cabeza. Y es que el miedo es como la fiebre, sube por la noche: 
Estar sin trabajo. Gastos. Mi familia. Mis amigos. El pais. Europa. El mundo. Por orden de egoísmo. Todas empiezan a dar vueltas alrededor de la Salud. Como si fuera una vía láctea. Sin sol no hay vida. Sin salud tampoco. 

#quedateencasa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s