Currito y yo

-¿Tu nombre?

-Isabel, respondí al monitor del gimnasio mientras rellenaba mi ficha para la inscripción.

-¿Y tu compañero?

-Se llama Currito.

-Currito tendrá que pagar una cuota extra.

-Él no va hacer pesas, solo me acompaña.

-Ya, pero entiende que estamos con Covid y son normas.

-Claro, voy hablar con él.

Currito y yo llevamos juntos varios meses. Al principio su presencia me pareció insoportable. Llegué a amenazarlo con huir de él, pero:

-No podrás ir muy lejos, me dijo. Si intentas obviarme con fiesta, risas o alcohol cuando acabe toda esa farsa seguiré aquí. 

– ¿Y qué quieres que haga?, pregunté.

– Soportarme. 

A veces, a la salida del gimnasio vamos juntos a una colina que hay cerca de la radial donde nos sentamos juntos en un banco a divisar el horizonte. Charlamos sobre los recuerdos que han provocado que él esté ahora aquí. También intento distraerle con apuestas absurdas sobre coches que pasan por la radial pero no parece interesarle. 

– ¿En qué mes te irás? 

– ¿Por qué me haces la misma pregunta todos los dias? Confía en el tiempo. 

–  Me suena tu cara, ¿te lo he dicho alguna vez?

– Claro, siempre estoy después de tus rupturas. Ahora me ves muy bien, ¿verdad?. 

– Más bien te siento.

– Mi presencia es proporcional al amor entregado. Como dice Lola Flores en una de sus canciones, «hay veces que es mejor querer, que ser querido y no poder sentir».

– ¡Esa canción es de Julio Iglesias!

– Mola más Lola Flores.

– Es verdad. 

Después de nuestra charla suelo hacerme un cigarro de liar que acabo compartiendo con Currito, abro el Spotify y elijo una lista de canciones tristes para la ocasión porque Currito me obliga a hacerlo, dice que esto ayuda a limpiar el alma de uno. La reproducción de canciones tristes se acaba cortando porque me llama un buen amigo para preguntarme por mi día y animarme con esas típicas frases tan poco originales pero que se dicen con mucho amor y eso es lo que cuenta: «Tiempo al tiempo», «Pronto conocerás a alguien ya verás» , «Una tía como tú…», «La vida son dos días» o la frase estrella «Sabía que no era para tí». Yo de momento me quedo con Currito que dice que después de soportarle voy a pasar de nivel. Qué cosas tiene…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s