Descubriendo frescura

¿Sabes qué me gusta sorprenderte y contarte cosas qué no esperas?. Hoy se me ocurren varias temáticas. Mezclar historias. Mezclar sabores. Mezclar momentos y esperar a ver qué sale. Como un experimento. Quería hablarte de descubrimientos que no el de América. ¡Qué los hay mejores!. Descubrir es encontrar algo que desconoces, lo dice la wikipedia. Descubrir es sentir que pueden hacerte el amor solo con mirarte. Eso, es una pasada. Descubrir palabras susurradas que son tan sensuales que ellas solas te penetran sin necesidad de hacer nada más. Eso, es otra pasada. ¡Qué maravilla es esto de estar soltera!. Y por supuesto de estar en pareja cuando uno está plenamente feliz. Y si es con familia pues mejor aún. Que no pienses que tiro por tierra todo eso que quizás tu si tengas. Que me parece envidiable que seas tan buena madre, tan buen padre, mujer y marido. ¡Qué ahí si hay grandes descubrimientos!.

Pero este es mi blog. Donde entonces solo puedo contar mis descubrimientos. Descubro por ejemplo, que mamá lleva razón con aquella frase “los hombres siempre quieren amistad con una mujer por algún interés”. ¿Esto es verdad?. ¡Hombres!. ¡Joder!. ¡Qué nosotras podemos dar una buena amistad!. ¡Podemos ser súper colegas!. ¡Podemos entendernos!. Pero.., ¿por qué se acaba levantando vuestro miembro?.¿Por qué?. La próxima vez que tenga un amigo hétero, apuntaré con un dedo entre sus piernas. Y hablaré muy seriamente con ella. – ¡Tu ahí abajo!, y ¡ni te muevas!.

Otra temática de la que me apetece escribir, es sobre la sensación que a veces tenemos de estar perdiendo el tiempo. Eso me horroriza. Perder el tiempo con personas que no te aportan absolutamente nada. Perder el tiempo en un puto atasco. Donde acabo imaginando que salgo del coche para hacer un musical con todo el mundo subido encima de sus coches. Daría lo que fuera por hacerlo.

También se me ocurría otra temática. Hacer una comparativa sobre un artículo que he leído recientemente: “35 mujeres confiesan qué cosas hacen a un hombre más viril”.  Yo solo quería ser la 36, y poder opinar también. Quería hacer un post con orden de importancia sobre la virilidad. Y sabes que no voy a descartar este post. Así que es probable que muy pronto lo leas.

Esta semana me he saturado con tanto que contar, que al final no acabo contando nada. Tenía dudas y pregunté a un amigo que temática le gustaba más. Entonces él me dijo: -Escribe sobre la “Frescura”. ¿Sabes qué es?. –Si, no, bueno no sé, más o menos. Estuve pensando a que se referiría con “frescura” mientras tomaba el sol bajo la Toscana. Ya sabes, es lo que tiene no trabajar, que tomas el sol y tu única preocupación es saber cual es el título de tu próximo post. Y de repente descubres que Carlos escribe… y esta es su sugerencia de post que me envía minutos más tarde por whatsapp:

TITULO  “POR”

Por un “hola soy Carlos. Hola soy Isabel.
Por una petición no admitida y un taconeo abortado.
Por los secretos cómplices y los ibéricos.
Por la sincronicidad y el desparpajo de pedir un teléfono.
Por las peticiones de “feisbuk”.
Por los besos en las sonrisas verticales y las horizontales debajo de la lluvia.
Por Manu, por Karla y por Alí.
Por los bailes de los concursos caseros.
Por las libretas.
Por los bailes cutres en medio de la pista y los culos gloriosos que se sientan encima de las barras.
Por la primera vez.
Por la segunda, la tercera y las miles que quedan por llegar.
Por los campos de trigo escondidos, ofrecidos y compartidos.
Por Venecia y todos los que vendrán.
Por todos los “por”.
Por Cuenca, que no mirando.
Por los suaves viajes en moto.
Porque si no existieras, te inventaria.
Por el baile de “Pulp Fiction” con los dedos por debajo de los ojos.
Por una mujer mirando una puesta de sol.
Por compartir una silla y todo lo que pueda venir.
Por los blogs croisanteros que descubren un alma.
Y sobre todo porque después de conocerte no podría vivir sin ti. Solo te digo que esto es “Frescura”.

¡Vaya con los nuevos amigos!. ¡Qué gran descubrimiento…!

FELIZ SEMANA

Un comentario en “Descubriendo frescura

  1. Un olé tú

    Olé tú por saber vivir
    Olé tú por tu sencillo coraje de querer (me)
    Olé tú por tus dosis selectas de bondad
    Olé tú por saborear tu propia sensibilidad
    Olé tú por tu generosidad transformada en palabras
    Olé, olé y olé Isabel Mor por tus historias, por tus regalos.

    Sara Vivas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s