Carabanchel vajo con V

Hola, ¿Qué tal?. Qué menos que empezar así una historieta de estas que cuento de vez en cuando. Vamos a ver. Voy a respirar unos minutos como en yoga que ahora estoy empezando con esto del yoga, dicen que te cambia la vida. De momento no me ha cambiado nada. Todo sigue igual. Bueno, todo menos mi comunidad de vecinos. Actualmente vivo en Carabanchel “vajo” (lo pongo con V porque me sale de los cojones, aquí todo el mundo hace lo que le da la gana y yo no voy a ser menos). Si, a partir de ahora voy a cometer faltas de ortografía porque soy independiente y punto. Seguro que notas cierto resquemor en este primer párrafo. ¡Claro que estoy un poco enfadada!. No quería contártelo, ¡pero sabes qué te digo! ¡qué te lo voy a contar!.

Como decía antes, vivo en Carabanchel “vajo”. Querría extenderme con este maravilloso barrio, porque no me gusta, me encanta ( como mi marido). Apenas llevo año y medio y ya me siento Carabanchelera. En serio, ¡no es coña!. Es como estar en tu casa. La gente baja a por el pan en pijama y zapatillas de estar por casa, ¡joder que guay!. Esto está lleno de fruterías, vamos que fruta y verdura no nos falta. Peluquerías como Loly`s Peluqueros, JM Peluqueros, donde solo hay una peluquera y una sola peluquería. Los nombres de las peluquerías de mi barrio son geniales. ¡Que creatividad hay en este barrio!. Pequeños locales de chinos donde te arreglan la ropa por muy poquito dinero y donde les llevas a qué te pongan un parche de la bandera de EEEUU en tu cazadora vaquera porque es tendencia y te lo ponen del revés. El caso es que lo he dejado así. Por lo visto, en Estados Unidos si me pillaran con la bandera del revés estaría cometiendo un delito. Pero vamos, estamos en España. Ya sabes. Aquí cada uno hace lo que le da la gana. Hasta yo, que me ha dado por escribir con faltas de ortografía. Bares donde pone El Extremeño y luego resulta que son Chinos. Cientos de centros donde te hacen la manicura y pedicura por apenas treinta euros. Aquí todo el mundo  es muy simpático menos el de la tienda de fotocopias y carcasas de teléfonos que hay justo debajo de casa. Nunca sonríe y siempre está  enfadado. Hace poco fui a imprimir unas cosillas, y mientras imprimía le dije:  – ¡Pero bueno!, ¿siempre está enfadado?. No me contestó.  Joder, que no te contesten es casi peor a que te respondan una grosería. A lo mejor el silencio es de inteligentes. A lo mejor este hombre es muy inteligente y pensó que era mejor no contestar. ¡Qué elegancia entonces!. Aquí en Carabanchel “vajo” hay elegancia también.  ¡Ayyyyy que me voy por peteneras!

Qué síiii que hoy estoy “mosqueá” como el hindú que vende carcasas debajo de mi casa. Vamos a ver. Yo nunca hablo de política. Lo sabes. Además no me gusta. Me siento pequeñita con este tema. Insegura. Porque no me pone nada cachonda y me aburre como una ostra. Por lo tanto no voy hablar de política. Solamente voy a contar la movida que está ocurriendo en mi edificio de Carabanchel “vajo”. Este edificio tiene cinco plantas. Dos vecinos por planta. Sinceramente, el presidente y su familia no nos gusta ni un pelo. Porque siempre acaba robando alguno de la familia: el padre, los hijos, la madre o la abuela. ¡Siempre pasa igual joder!. No te puedes fiar de ningún vecino. En cuanto se ven en el poder no se que les pasa que les da por robar y no cumplir con lo prometido. Pero vamos, pasa siempre con cualquiera de ellos. Lo sé porque me lo ha cotilleado una vecina. Luego hay otros candidatos a presidente que dicen que cuando salgan ellos nos bajarán el coste de la comunidad. También que habrá mejoras en el edificio. Bla bla bla. Cuanto parlanchín de feria…

Continúo. En este edificio hay diez felpudos, uno por puerta. La mayoría de los felpudos están pintados con tres rayas de colores. Otros tienen otros dibujos y otros colores. ¡No pasa nada! ¡Cada uno que se ponga el felpudo que le de la gana!. ¡Que más da!. ¡Eso no es un problema!. ¡Claro que no!. Además aquí hay vecinos con su propio idioma y tampoco pasa nada. Qué suerte, ¡tener dos idiomas oye!. Porque además saben el idioma del resto de la comunidad. ¡Eso mola claro que si!. Los vecinos estamos flipando, por lo menos la mayoría. Hay alguno que no, ya sabes que siempre en todo hay alguno o algunos que NO a todo. No sé si por llevar la contraria o no lo sé …. El caso, es que hay una familia, padre, madre, tres hijos, abuela y abuelo que dicen que no quieren pertenecer a esta comunidad. Y dicen que van a votar porque quieren ir a su rollo y ser independientes de la comunidad. ¡Hostias que movidón! y ¿ahora que coño hacemos?. Paco mi vecino dice que: – ¡Eso no puede ser!. ¡Si ustedes se quieren salir de la comunidad entonces tendremos que votar todos!. Dice que no se pueden saltar las leyes de la comunidad. Lo mejor de todo o peor, es que la familia Ramiret quiere seguir usando el ascensor de la comunidad, la luz, la limpieza y el agua. Que movida más movida.  El ambiente en la comunidad está calentito. No sé. Como esto siga así nos salimos todos y a tomar por culo TODO.

Por cierto, viva España. Su comida. Su ocio. Sus playas. Su historia. Viva el norte. El este. El oeste. El sur y sus maravillosos trocitos del Atlántico y Mediterráneo. Vivan todas sus comunidades hasta los que los que reniegan. Y por supuesto viva Carabanchel “vajo” y el hindú que siempre está enfadado por su elegancia en no contestarme una grosería. ¡Viva la India también joder …! y ¡Vivamos todos que para eso estamos vivos!, para vivir y sobre todo CONVIVIR.

2 comentarios en “Carabanchel vajo con V

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s