EL MAGO

Lunes.

Dicen que los Lunes son los días más duros de la semana. Este día siempre es dependiente del fin de semana. Cuanto mejor lo pasas más duro se hace.

Actualmente estoy soltera. E Intento intensificar al máximo éste momento. Que nunca se sabe. Este fin de semana creo haber vivido un momento de trance sexual que jamás he vivido. Mamá si estás leyendo esto es mejor que no continúes.  Si lo haces deberías alegrarte de lo que tu hija está viviendo. PD: Te quiero.

Vaya, vaya. Por lo que veo has decidido leerlo.

PRÓLOGO

Antes de comenzar, quiero dar las gracias a mi amigo Lucas. Que si no fuera por él … Menudo regalito me ha hecho éste fin de semana. Eso es un amigo. Le conozco de hace poco.  Parece que ha estado toda la vida a mi lado. Nuestras conversaciones son filosóficas. Y siempre acabamos hablando del amor. – El amor, no se busca ni se encuentra. El amor está dentro de cada uno de nosotros, me dice señalándome al pecho. A veces pienso que Lucas es un predicador del amor. Me lo imagino predicando por el mundo. Con sotana blanca. Alzando su voz para miles de personas:  – ¡La especie está evolucionando hacia el amor!, continúa mientras abre sus brazos,  -¡el amor es la energía que ilumina a cada uno de vosotros!. (SILBIDOS, APLAUSOS Y ALABANZAS). Después de esto se llevarán tatuajes como Love Lucas. Estoy segura.

CAPÍTULO I. Miradas que se cruzan.

Hace poco Lucas me habló de su buen amigo Leo (el mago, ya lo entenderás). “Mi amigo ha nacido para dar placer a las mujeres…”. ¡Ostras!, me quedé sin palabras. ¿Hay hombres que nacen para esto?. Me hizo pensar toda la semana… Visualicé por un momento todo lo que podría ocurrir si conociese a Leo. Aunque mi experiencia me dice que todo lo que imagino siempre es mejor.

Casualmente, hace unos días me llamó Lucas. Quería presentarme a su amigo. Me presenté en el local de copas donde estaban pero no vi a su amigo. Entonces giré la cabeza y justo en ese instante se cruzaron nuestras miradas. –¡Ahí está!. Pongo morritos que es lo mismo que estar coleando. Me marco un bailecito de caderas siempre correcto y según canción. Movimiento de pelo hacia un lado y hacia el otro.

CAPÍTULO II. Viajar a otro lugar.

Me he saltado una gran parte. Para los curiosos que imaginen. Porque en este momento me encuentro con Leo en un lugar con muchas estrellas.  El mago me hizo viajar a otro lugar y a otra estación. Para aquellos que usan esa expresión de “te voy a dar un viaje” por favor que hablen con propiedad. Aquello fue otro rollo. Como denominaría Lucas “otro nivel”.

Porque nos  convertimos en viento. Eso sentía. Yo era viento de levante y él era viento de poniente  que se abrazaban y mezclaban con ternura sin apenas conocerse. Estos vientos que jamás se entendieron lo hacían ahora. El movimiento se hacía poesía y el tiempo parecía un eterno sin fin.

CAPÍTULO III. El almacén de mis recuerdos.

No sé si habrá más capítulos. Pero sabes, vivo cada segundo de mi vida como si fuera el último. Y esto es algo que me llevo conmigo para toda la vida. Porque quizás no vuelva nunca a vivir algo así. No lo voy a añorar ni a echar de menos porque ahí estará siempre guardado. Ahí. En el almacén de mis recuerdos.

FELIZ SEMANA Y MUCHA MAGIA!! o mejor … MUCHOS MAGOS!! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s