Donde dije digo, digo Diego

Captura de pantalla 2016-05-23 a la(s) 01.43.25Nos engañan como a Chinos.¿Quién engaña a un Chino?. Me paré a pensar en este dicho popular cuando hablaba de política con compañeros en la comida. Creo que está mal enfocado porque “nos engañan como a Españoles”.

Hoy no estoy nada inspirada. No tengo temas de hombres que contar. Se me había ocurrido  hablar sobre dichos populares, por qué y para qué los usamos. Algunos con metáfora e irónicos, otros con toque de humor o sarcasmo, y muchos que no acabo de entender. “¿A quien madruga Dios le ayuda?”. A mi no me ayuda ni Dios diría yo. En mi caso cuando madrugo estoy jodida todo el día y lo único que deseo es mi momento siesta, “¡a quien madruga, la siesta ayuda!”.

“Quien bien te quiere te hará llorar”. Éste no me hace ni “puta” gracia (pizca si no te gusta puta). ¿Quién puede quererte y hacerte llorar?. Por culpa del que inventó  este dicho popular ha habido muchos llantos, lo sé de “buena tienta”. A mí me gusta: “ a rey muerto, rey puesto”, aunque siempre me lío y digo “ a rey puesto, repuesto”, que total es lo mismo. Hay dichos con los que tienes que tener cuidado delante de quién los dices como por ejemplo “trabajé como un negro”. Siempre ocurre que hay alguien de color delante cuando dices esta frase, así qué asegúrate antes de que “no haya moros en la costa” ni moros si sueltas ésta última.

“El mundo es un pañuelo”. Esta es una de las frases que más usamos. Cuando resulta que conoces a Marta que vive en Chile, que es prima de tu amigo Pedro, pero has viajado a Japón unos días y ahí te la encuentras – ¡Marta!, ¡cuanto tiempo!. ¿Qué haces aquí?. ¡El mundo es un pañuelo!. Si esto es así, ¿nosotros somos mocos?. El mundo no es un pañuelo, es una bola redonda que da vueltas, gira en torno al sol y dentro hay seres vivos que de repente se encuentran en él y ya está.

“A buen entendedor, pocas palabras bastan”. Éste mola para los que no sabemos inglés porque hay quien se defiende con solo gestos y un poquito de arte. Aunque realmente no va por ahí la frase, pero bueno, cada uno la usa como quiere.

“Roma no se hizo en un día”. Éste es un bonito lema para un emprendedor, así que si te has planteado montar algo con futuros socios puedes usarla al terminar la reunión porque todos pensarán “¡joder es verdad!”, pero si lo haces, continúa diciendo: “¡Vamos! ¡El movimiento se demuestra andando!”.

“El dinero no hace la felicidad”. Yo creo que ésta es de un ricachón seguro. Menos mal que siempre hay alguien que acaba diciendo: “no, pero ayuda”.

A mí me gusta mucho una que me dijo un amigo recientemente. “La vida empieza a los cuarenta”. ¿Por qué diría esto?. ¿Se apropiaría de esta frase porque fue a sus cuarenta cuando se separó de su mujer?. Me alegra entonces pensar que empezaré una nueva vida dentro de siete años.

Y, “a otra cosa, mariposa” ,“que nos quiten lo bailao”  y “ a vivir que son dos días”.

FELIZ MIÉRCOLES   😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s